Financiamiento

Financiamiento

La democracia se materializa, a partir de la participación ciudadana, a través de los partidos políticos, y éstos requieren de recursos para desarrollar sus actividades.

La idea es que haya oportunidades reales de conquistar el poder político mediante opciones presentadas por los diferentes institutos políticos, y que los candidatos pierdan o ganen una contienda electoral en función de sus perfiles, propuestas, arraigo social e identificación con la ciudadanía.

Los partidos políticos como entidades de interés público tienen el derecho constitucional de recibir financiamiento para desarrollar sus actividades ordinarias y de campaña, cuyo fin último es la obtención del voto. A partir de esta premisa se ha desarrollado y perfeccionado una serie de disposiciones que tienen como objetivo normar y transparentar el régimen financiero de los partidos políticos y coaliciones.

En materia de financiamiento, ha sido imperativo procurar condiciones de equidad en la asignación de los recursos, y fijar reglas claras para que el financiamiento público prevalezca sobre el privado.

De acuerdo con la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, el financiamiento público destinado a los partidos políticos se ha diferenciado en tres tipos, como son:

1) Financiamiento público anual para el sostenimiento de sus actividades ordinarias permanentes:

Esta modalidad se fija cada año por el Instituto Electoral de Quintana Roo al elaborar su presupuesto. El monto total se determina multiplicando el sesenta por ciento de un salario mínimo general vigente en el Estado, por el número de ciudadanos inscritos en el padrón Electoral de la entidad, con corte al mes de octubre del año anterior al del ejercicio presupuestal correspondiente. La cantidad que resulte se otorga conforme a las siguientes disposiciones:

El treinta por ciento del monto total del financiamiento público estatal se distribuye en partes iguales, y el setenta por ciento restante según el porcentaje de la votación estatal que hubiese obtenido cada uno de los partidos políticos en la elección de diputados inmediata anterior.

2) Para gastos de campaña:

Este financiamiento público extraordinario para las actividades tendientes a la obtención del voto se otorga al inicio de las campañas electorales. Durante el año en que se elijan Gobernador, Diputados y miembros de los Ayuntamientos, equivaldrá al ochenta por ciento del financiamiento público que les corresponda a cada partido político por actividades ordinarias en se mismo año; cuando sólo se elijan Diputados y miembros de los Ayuntamientos, equivaldrá al sesenta por ciento de dicho financiamiento por actividades ordinarias.

El financiamiento público ordinario y extraordinario, se otorga entre los partidos políticos que hubiesen obtenido al menos el dos por ciento de la votación válida emitida en la elección de diputados inmediata anterior.

Los partidos políticos nacionales y estatales que hubiesen obtenido su acreditación o registro ante el Instituto Electoral de Quintana Roo, con fecha posterior a la última elección, recibirán financiamiento público, otorgándose a cada uno de ellos para el sostenimiento de sus actividades ordinarias, el dos por ciento del monto total que en forma igualitaria corresponda distribuir al conjunto de partidos políticos, así como una cantidad igual adicional para gastos de campaña durante los procesos Electorales.

3) Por actividades específicas como entidades de interés público:

Para esta modalidad se reintegra hasta el setenta y cinco por ciento de los gastos anuales que eroguen los partidos políticos por concepto de actividades relativas a educación, capacitación, investigación socioeconómica y política, así como a tareas editoriales, con base en lo que dispone la Ley.

HISTÓRICO DEL FINANCIAMIENTO PÚBLICO ORDINARIO 2001-2015

Publicaciones

Geografía Electoral

Estadística Electoral

Te encuentras en: